TITULOS
Regional

Sabbatella se sumó a la campaña contra el aeropuerto de El Palomar

Publicado el dia 14/12/2017 a las 14h15min | Atualizado dia 15/12/2017 às 15h05min
A riesgo de chocar contra la memoria reciente y sus propios antecedentes, el sabbatellismo de Morón se sumó a una campaña contra la apertura del aeropuerto de El Palomar, que iniciaron el kirchnerismo de Hurlingham y una ONG.

“Me reuní con el Defensor del Pueblo de Morón para hablar sobre la inminente instalación de un aeropuerto comercial en la Brigada Aérea de El Palomar. Como ya pasó con otras iniciativas del gobierno municipal, no se consultó a los vecinos y vecinas de la zona, quienes se manifestaron públicamente en contra del proyecto. Por ello sería importante Tagliaferro escuche a la comunidad antes de tomar una decisión”, comunicó hoy el jefe de bloque de Unidad Ciudadana, Hernán Sabbatella, tras su encuentro con Abraham Gak.

El concejal le pidió “interceder” porque “nos preocupa el daño socio ambiental que pueda tener y cómo afectará el desarrollo de esa zona del partido. Por otro lado es sumamente peligroso ya que se encuentra muy cerca de la Escuela 35, los colegios Emaús (El Palomar) y Mariano Moreno (Hurlingham), y otros establecimientos educativos. Además, las obras ponen en riesgo un Sitio de Memoria como es la Base Aérea”.

Hasta ahora, el Municipio se mantuvo al margen de la disputa política. “Es un tema de Presidencia”, repiten, mientras se maneja la posibilidad de un “vuelo de bautismo” comercial sobre la pista más larga de el país (100 metros más que Ezeiza), en la 1° Brigada.

No es la primera vez que el sabbatellismo sufre de mala memoria o busca motivos para repudiar lo que en su gestión hubiera más que festejado. En junio de 2016 hizo todo para evitar que la jura a la Bandera se realizara en la Base de Morón. El argumento era que por allí pasaron desaparecidos. Un hecho que olvidió, omitió o poco importó a la hora de meter un millón de personas en los Air Fest de 2010 y 2014, que organizó la Fuerza Aérea. La misma que voló sobre Malvinas en 1982. Y que también secuestró y torturó durante la Dictadura.

Pero como la memoria es corta en política, el discurso volvió a cambiar, ya no con la excusa de los concejales de Hurlingham, que al menos militan en otro distrito que no se verá beneficiado económicamente en nada (en Ituzaingó ya aprobaron un Hotel 5 estrellas), y con todos los antecedentes en contra.

El 16 de octubre de 2010 el gobierno de Lucas Ghi celebraba en un comunicado que “del 3 de noviembre al 1º de diciembre inclusive, la estación aérea de El Palomar recibirá vuelos nacionales e internacionales debido al cierre temporal del Aeroparque Jorge Newbery”.

“En 1948, el aeropuerto de Morón funcionó como aeropuerto internacional durante un año, hasta la inauguración de la estación aérea de Ezeiza. A partir del 3 de noviembre la ciudad recibirá nuevamente vuelos internacionales”, apuntaba la gacetilla oficial.

Ese antecedente se debió a una serie de obras, que permitió durante ese período los vuelos de compañías pequeñas como Sol, Pluna, Andes y BQB.

Ghi destacaba en ese entonces que “cuando nos enteramos por operadores privados que cerraban Aeroparque, le pedimos a – el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo- Schiavi que considerase las bases de Morón y El Palomar”.

La gestión del sabbatellismo consideraba la experiencia como algo “positivo, porque viene de alguna manera a confirmar que Morón tiene que jugar un rol importante en el sistema aéreo metropolitano, teniendo en cuenta que Ezeiza y Aeroparque empieza a saturarse”.

El ex intendente (hoy concejal en licencia) explicaba también que se utilizó la pista de El Palomar “porque estaba en mejores condiciones operativas”.

En 2005, su antecesor y jefe político, Martín Sabbatella, presentaba en la Universidad de Morón su plan Morón 2020. Incluía el traslado del estadio, de la escuela de danzas y la creación del Parque Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico Morón (PITAM). El sueño era abrir un aeropuerto en Morón. No lo logró. La pista fue noticia sólo por la exportación de cocaína a España. La Base se empezó a rematar entre cesiones al Municipio, organizaciones de Morón y, por supuesto, el Plan Procrear, muy a pesar de las recomendaciones de la Fuerza Aérea.

Fonte: Portal Un Medio en Moron