TITULOS
Regionales

La Justicia levantó la cautelar y dio vía libre a Flybondi a tener tantos vuelos como quiera.

Publicado el dia 11/04/2018 a las 12h31min | Atualizado dia 12/04/2018 às 13h06min
El juez federal de San Martín Néstor Barral hizo lugar al pedido efectuado por el Ministerio de Transporte de la Nación y rechazó planteos vecinales que intentaban sostener el amparo ambiental. Se continuarán las obras de ampliación del lugar.

El juez federal subrogante de San Martín Néstor Barral –quien reemplaza por el momento a la magistrada Martina Forns, de licencia- resolvió, este martes, a solicitud del Ministerio de Transporte de la Nación, levantar en forma total el amparo ambiental parcial que ponía el tope de tres vuelos diarios permitidos (tres despegues y tres aterrizajes) para la low cost Flybondi desde el Aeropuerto El Palomar, medida que había surgido a raíz de una presentación judicial de vecinos de Hurlingham, Morón y Tres de Febrero.

Esto implica por un lado que, a partir de este fallo, por el momento Flybondi ya no tiene ese límite en la cantidad de viajes que podrá efectuar desde el Aeropuerto El Palomar, y continuará su actividad “según el plan de vuelos aprobado por los organismos competentes”. Además, esta decisión autoriza al Ministerio de Transporte de la Nación –que se puso al frente de las presentaciones judiciales para levantar el amparo – a continuar las obras correspondientes a la denominada “Etapa 1” en el Aeropuerto El Palomar. Por otra parte, se deberán proseguir con las mediciones de impacto ambiental y acústico en forma bimestral “hasta tanto se dicte sentencia en autos”.

"No surge hasta el momento un impacto acústico significativo", argumentó el juez Néstor Barral.

También, en el fallo el juez Barral resolvió rechazar el planteo de incompetencia formulado por el abogado Lucas Marisi en representación de los vecinos, quienes intentaron que el expediente fuera a la Corte Suprema. Según el magistrado Barral, “la presente causa no corresponde a la competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”. Asimismo, se desestimaron otros planteos de nulidades alrededor de las notificaciones efectuadas por el letrado Marisi.

Fundamentos y oposiciones

Entre los considerandos del fallo, no solamente se menciona a dos estudios de impacto ambiental (EIA) realizados, así como la concreción de la Audiencia Pública efectuada en El Palomar para cumplir con los requerimientos de la jueza Forns, sino que se destaca especialmente un informe “de avance ambiental” presentado por el Ministerio de Transporte y elaborado por un ente que hasta el momento no había intervenido en el caso: el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). Cabe recordar que algunos abogados de los vecinos, dentro y fuera de la Audiencia Pública, reclamaron por la falta de intervención del OPDS, que depende del Gobierno de la Provincia.

“(…) Siendo que del informe de avance ambiental realizado por la OPDS no surge hasta el momento un impacto acústico significativo ni se han detectado emisiones gaseosas y de particulado que excedan de los límites normados, lo que también fue corroborado por el segundo EIA de marzo de 2018 y que han tomado debida intervención tanto la ANAC como el ORSNA, corresponde admitir la petición formulada por el Ministerio de Transporte de la Nación en cuanto al levantamiento de la medida cautelar dictada”, resolvió el juez Barral en el fallo.

Entre los argumentos esgrimidos por el Ministerio de Transporte para que se levante el tope a los vuelos de Flybondi durante febrero y marzo, en base al informe de avance ambiental elaborado por el OPDS, además de señalar que “se encontraban dadas todas las condiciones requeridas” el juez Barral menciona: “(El Ministerio de Transporte) señaló, además, que del propio informe surgía que el incremento en la cantidad de vuelos permitiría obtener mayor información”.

Por su parte, desde el colectivo StopFlybondi, de vecinos que impulsaron amparos y presentaciones judiciales, acusaron: “El alineamiento automático de la Justicia con el Gobierno nacional es la única explicación para esta secuencia de rechazos, ya que no existen razones jurídicas ni legales para justificar el levantamiento total de la medida cautelar”.

 

Fonte: El Digital