TITULOS
Información General

El apartheid más vigente que nunca en Nordelta

Publicado el dia 29/11/2018 a las 14h44min | Atualizado dia 03/12/2018 às 14h42min
Los propietarios de inmuebles en Nordelta impidieron que una línea de colectivo ingrese y de esta manera las empleadas domésticas puedan viajar hacia el interior de la coqueta ciudad privada.

Con los votos de Cambiemos más el voto de un concejal de Unidad Ciudadana que voto en contra de su propio bloque, no se pudo tratar sobre tablas el proyecto presentado por Julio Zamora, intendente de Tigre que solicitaba que la línea de colectivos 723 pueda ingresar al complejo Nordelta para que las empleadas domésticas puedan llegar al centro del complejo, ya que no pueden hacerlo con las combis que circulan por dentro del lugar por pedido de los propietarios de los inmuebles en un hecho lamentable de absoluta discriminación.

Estos propietarios asistieron a la sesión en el concejo deliberante con carteles y pancartas que decían “escuchen a los vecinos” y “respeten nuestros derechos” ya que alegan que esta medida atenta contra la seguridad del lugar.

Los propietarios se opusieron a que la línea de transporte público pueda ingresar al complejo. Según las fuentes del Concejo, de este modo perdió casi todas las chances de ser aprobado en este período, ya que el proyecto ingresó a la Comisión de Transporte, que el martes tuvo la última sesión del año. Además, los promotores de la iniciativa no tienen los votos necesarios en esa comisión.

"Hay más de 5000 empleados ahí adentro que están en las peores condiciones, que no tienen transporte público y tampoco van a poder viajar más en las combis de la empresa MaryGo", explicó uno de los impulsores de la frustrada normativa.

 

Fonte: Info News