TITULOS
Educacion

Encuentro académico y ecuménico en la UNAHUR

Publicado el dia 01/08/2019 a las 21h16min | Atualizado dia 08/08/2019 às 18h56min
La reunión fue organizada por el Consejo Interuniversitario Argentino (CIN) y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). Participaron autoridades universitarias de más de 30 casas de altos estudios y representantes de distintas comunidades religiosas.

La Universidad Nacional de Hurlingha (UNAHUR) fue sede el "Encuentro académico  y ecuménico sobre la realidad económica, social y cultural de la República Argentina". La reunión fue organizada por el Consejo Interuniversitario Argentino (CIN) y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). Participaron autoridades universitarias de más de 30 casas de altos estudios y representantes de distintas comunidades religiosas.

La apertura estuvo a cargo del Rector de la UNAHUR y Presidente del Consejo Interuniversitario Argentino (CIN), Lic. Jaime Perczyk, junto al Intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta y el Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Obispo Monseñor Oscar Ojea.

Zabaleta resaltó la importancia del encuentro en el distrito y opinó sobre la coyuntura: "Vivimos un momento difícil donde el Estado Nacional desprotegió a la gente durante estos tres años y medio". A su vez destacó: "Me parece que estos ámbitos van a a permitir reconstruir a la sociedad".

A continuación, el Monseñor Ojea reflexionó en torno al oficio pastoral y el vínculo con el pueblo. En ese sentido planteó: "Cuando nos introducimos en el mundo del conocimiento, nuestra cultura hace que nos vayamos alejando de nuestro pueblo". Y agregó: "Vivimos en una cultura ferozmente individualista, super competitiva y sumamente exigente para ciertos logros y entramos en una suerte de carrera elitista que, de una u otra manera, nos separa. Y uno se pregunta ¿dónde están los jóvenes que faltan, los que no pueden?". En ese sentido, retomó los dichos del Papa Francisco respecto de la necesidad de "hacer contracultura" frente a la crisis global y la crisis humanitaria. 

Más tarde hubo dos intervenciones académicas a cargo del economista Julián Leone y el politólogo Germán Lodola. Al principio, Leone analizó la pobreza en Argentina desde un punto de vista multidimensional. También analizó el mercado de trabajo y la necesidad de crear empleos de calidad. Sobre este último aspecto destacó el rol de las universidades, pero al mismo tiempo remarcó que "hay una educación media cada vez más desigual. Si uno no logra resolver eso, es difícil para la universidad revertir las profundas desigualdades de sus estudiantes, las que le permitan graduarse e insertarse en el mercado laboral formal".  

Por su parte Lodola realizó un análisis político que tuvo en cuenta la relación entre el escenario local y el panorama global. En base a ese enfoque destacó la retracción de gobiernos de izquierda o progresistas y el avance de gobiernos de derecha o conservadores en la región. Sobre ese punto se refirió a la Argentina: "El gobierno argentino forma parte de un proyecto político global, de un capitalismo excluyente". Luego insistió en la necesidad de aumentar la inversión en universidades haciendo hincapié en la formación permanente y enfatizó que "las universidades no solo forman graduados, sino que modifican la esencia de las personas".

A continuación fue el turno del Rabino Daniel Goldman, quien reflexionó sobre las religiones concebidas como lenguajes. "Las religiones son idiomas. No un habla. Una cosmovisión. Ninguna es verdadera o falsa. Mi lenguaje no es más cierto que el de otras religiones. No somos dueños de verdades sino buscadores de certezas" analizó Goldman.

A su turno, el Presbítero Cdor. Marcelo Figueroa valoró la universidad pública como espacio de diálogo y de pluralidad de voces. En su análisis, planteó la necesidad desarrollar una economía centrada en el ser humano. "Es importante unir a los excluidos, a los menospreciados, a los pobres. Incluir lo que la sociedad ha excluido y que seguramente nos llevará a un camino de paz" destacó Figueroa.

Luego habló el Rector de la Universidad Nacional de San Martín, Cdor. Carlos Greco, quien remarcó la necesidad de concebir la economía como una ciencia social. En su alocución analizó los cambios a nivel global respecto del pasaje de un modelo de acumulación productiva a un modelo de la valorización financiera. "Hoy la actividad financiera es cuatro veces ¡cuatro veces! la actividad productiva y es doce veces si se incluyen sus derivados económicos", denunció Greco.

La siguiente intervención estuvo a cargo del Rector de la Universidad Nacional de José C. Paz, Dr. Federico Thea, quien planteó con preocupación que "en la Universidad percibimos un drástico aumento de las solicitudes de ayuda económica por parte de nuestros estudiantes". A su vez, consideró que la universidad no es sólo un lugar de formación profesional sino de "construcción de ciudadanía". En ese aspecto destacó que no hay un sólo camino para la construcción de la democracia y remarcó la necesidad de poner en valor la "soberanía política".

También habló el Rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Dr. Alejandro Villar, quien se refirió al nuevo neoliberalismo que requiere de la intervención del Estado para la liberalización financiera. También reflexionó sobre el rol de las universidades respecto de la formación de los jóvenes. "Buscando pensar contrahegemónicamente: Deberíamos dejar de pensar en mercado de trabajo. Deberíamos reflexionar en torno al trabajo como actividad humana. El trabajo es un producto social, no un producto individual" enfatizó Villar.

Más adelante, el rector de la Universidad Nacional de San Juan, Ing. Oscar Nasisi planteó la necesidad de pensar una universidad más cercana. "La formación de nuestros jóvenes está atravesada por una dimensión que no estamos vinculando en nuestras carreras. Estamos muy lejanos de eso y creo que es el momento de empezar a trabajar y debatir sobre este asunto", destacó Nasisi.

Asimismo, el Rector de la Universidad Nacional de Córdoba Dr. Hugo Juri también opinó respecto de la responsabilidad de las universidades, planteando que "es el momento de que hagamos más por nuestra sociedad y por la pobreza". También consideró la necesidad de elaborar un plan estratégico que tome en cuenta a las personas que no llegan a las universidades y resaltó la necesidad de "crear nuevas universidades".

Luego intervino el Director del Instituto para el Diálogo Interreligioso, Dr. Omar Abboud quien destacó que el 82 por ciento de la humanidad adhiere a alguna creencia religiosa. También planteó la necesidad de recrear un "diálogo político" que tome en cuenta la espiritualidad. En ese sentido, retomó la propuesta humanista del Padre Francisco e indicó que "la tecnología se ha desarrollado más rápido que el fenómeno de comprensión de la misma y sus incidencias en el mundo del trabajo y la ecología".

Por su parte, el Padre Marcelo Colombo expresó su preocupación por la desocupación y la falta de trabajo: "¿Qué hacemos con los jóvenes después de la Universidad? Muchísimos se egresan y no pueden insertarse en el mundo laboral por la propia falta del mismo".

Más tarde, la Rectora de la Universidad Nacional del Nordeste y Vicepresidenta del CIN, Prof. Delfina Veiravé, comentó: "Estamos trabajando en conocer cuáles son los cambios sustantivos que debemos hacer para afrontar la desigualdad. Identificar quiénes son los que no están en las universidades".

En el cierre del encuentro, el Obispo Monseñor Oscar Ojea señaló que "la patria es nuestra raíz y aquí hemos presenciado una gran vocación por transformarla". Por su parte, el Lic. Jaime Perczyk subrayó la "vocación" del sistema universitario de "participar activamente" en los debates por los grandes temas nacionales: "Los universitarios debemos asumir que somos sujetos (y no objetos) de la producción de conocimiento, de la sociedad y de la economía. No tenemos que asumir que el avance científico-tecnológico repercute en menos trabajo. Nosotros podemos pensar que es posible investigar para que haya más trabajo. Eso es una forma de producción y resistencia al mismo tiempo" planteó el Presidente del CIN. Asimismo, Perczyk indicó que "Nosotros, en la región más desigual del mundo, tenemos deudas del SXIX. Queremos mirar lo que hacen otros países pero nosotros no saldamos el SXIX. Existen enfermerdades a las que se les halló cura y prevención durante el SXX y nosotros las padecemos. Además, estamos tratando de resolver las deudas del SXXI.  Ese es el desafío que tenemos como sociedad y la Universidad argentina quiere ser protagonista de él. De sus discusiones y debates. De la construcción de una sociedad distinta".

Fonte: UNAHUR Comunicación