TITULOS
Policiales

El asesino de Nadia Arrieta está identificado

Publicado el dia 04/03/2018 a las 16h27min | Atualizado dia 05/03/2018 às 14h17min
Se trata de Néstor Maximiliano Montiel, detenido en octubre del 2001 por abuso sexual y tentativa de homicidio

Dos días después del brutal asesinato de la joven en su comercio de Villa Tesei, los investigadores lograron recolectar cuatro huellas de la escena del crimen que le permitieron identificar al homicida. A Nadia Arrieta la mató un abusador sexual que debía estar preso.

Se trata de Néstor Maximiliano Montiel, detenido en octubre de 2001 por abuso sexual y tentativa de homicidio. Por este hecho, en 2004 fue condenado a 18 años de cárcel pero en 2014, tras recurso de apelación interpuesto por su defensa ante la Sala I de la Cámara Penal de Morón, recuperó la libertad con salidas transitorias mientras realizaba un tratamiento psicológico, algo que el propio tribunal dio por finalizado en 2016.

Si hubiera cumplido la totalidad de la pena, recién habría dejado la prisión en octubre de 2019. Y Nadia estaría viva. Por el momento, el homicida permanece prófugo aunque la justicia cree tenerlo cercado. Montiel quedó involucrado en el crimen luego de que los investigadores de la Policía Científica cotejaran las huellas obtenidas en el AFIS -la base de datos de rastros papilares de personas con antecedentes- y establecieran que se trataba de este hombre.

MARCHA POR JUSTICIA EN MEMORIA DE NADIA

Unos 200 vecinos se congregaron ayer sábado en la esquina de Pedro Díaz y Gluk, Villa Tesei, en las puertas del negocio donde fue hallada el cuerpo sin vida de Nadia. Con el objetivo de pedir justicia y que se profundice la investigación, la movilización fue organizada por un grupo de jóvenes mujeres que al comienzo colocaron en la puerta del negocio carteles de repudio al hecho y en recuerdo de joven.

Los vecinos se fueron acercando a la puerta del negocio y procedieron a cortar la avenida principal. Dos chicas jovencitas amigas de Nadia, Agustina y Clara, tomaron la palabra para leer ambas unas cartas que habían escrito en memoria de Arrieta y haciendo alusión a los últimos femicidios ocurridos en el distrito. “Otra hermana que perdemos, ¿hasta cuándo? ¿Hasta cuándo vamos a seguir llorando a nuestras compañeras, hasta cuándo van a seguir matándonos? ¿A dónde están las cámaras de seguridad que debería registrar cada situación en la vía pública, cuánto más hay que esperar, que más necesitan para mejorarnos la seguridad? ¿Cuándo va a ser el día que podamos caminar, descansar, trabajar, estudiar sin miedo a no volver y que podamos vivir tranquilas, que dejemos de ser valientes, heroínas, fuertes luchadores y seamos simplemente libres?, se preguntaron ambas oradoras en la primera misiva.

La otra carta leída por la otra joven decía: “Nadia se suma a la desafortunada lista de femicidios que ocurrió en el partido de Hurlingham y su nombre acompaña al de Romina Maguna, María Lucia Arguello, Verónica Polli, Daniela Barrionuevo, todas víctimas de la violencia y de la culpa de los hombres por el simple hecho de ser mujer”. “Basta de acoso. Exigimos seguridad y más cámaras en esta zona, donde hay muchos colegios y muchas chicas jóvenes que no queremos andar con miedo. Pedimos justicia por Nadia y por todas”, esgrimió la segunda oradora.

Luego de la lectura de estas cartas los vecinos marcharon por Pedro Díaz hasta la puerta de la comisaria de Villa Tesei. Una vez ubicados en la dependencia policial empezaron los aplausos al grito de “Justicia, Justicia” y un grupo de policías salió a la vereda a hacer un cordón de protección al lugar. Las amigas de Nadia leyeron de nuevo ambas cartas y minutos después la gente empezó a pedir por la presencia en la calle del comisario, algo que no ocurrió. Una vecina tomó la decisión de entrar a hablar con el jefe de la seccional policial y, al salir, comentó que si bien el encargado de la dependencia estaba dispuesto a dialogar con quien quisiera, él no iba a salir por “una cuestión de seguridad y de control de la investigación”. Asimismo, detalló que la familia de Nadia se encontraba contenida y que seguían en el curso de la investigación para dar con el asesino.

Quien también habló fue la joven que unos días antes del asesinato de Arrieta sufrió un intento de violación también en su local ubicado a unas cuadras del negocio de Nadia. Según contó “a mí no me paso nada porque pelee, sino me hubiese pasado algo parecido, y ahora lo cuento porque estoy viva”. “No se sabe si es la misma persona, están investigando, creo que está relacionado por la similitud de los comercios, porque éramos chicas solas y tenemos un parecido físico”. Además, describió con minuciosidad el traumático momento que le tocó atravesar. “El tipo no entró a robarme, entró con un cuello polar y me cerró la puerta del negocio y un ladrón no deja la puerta cerrada. Forcejeamos de entrada, lo rasguñe, lo patee, lo mordí y me revolcó en el piso y eso que es una pecera el lugar y me pude escapar. Por eso digo, si no es el mismo estamos peor todavía, porque entonces hay dos asesinos”.

La desconcentración de los vecinos fue pacífica. Y quedaron en volver a encontrarse el próximo sábado, a la misma hora, para seguir pidiendo mayor seguridad en la zona. Y justicia por Nadia.

 

Fonte: Portal Primer Plano Online