TITULOS
Policiales

La Matanza: Joven salió de su casa hacia el hospital y desapareció

Publicado el dia 21/07/2019 a las 21h29min | Atualizado dia 24/07/2019 às 14h08min
La policía se negó a tomar la denuncia por averiguación de paradero. Los vecinos cortaron la ruta en señal de protesta. No tiene DNI ni teléfono celular.

Ernesto Emilio Guchea vive en el barrio Los Ceibos de la mencionada localidad del oeste del Gran Buenos Aires. El domingo pasadas las 21 salió de su casa en dirección a lo de su mamá, Roxana, que está convaleciente y habita a unas tres cuadras de su vivienda.

La intención de Ernesto era acompañar a su madre, dormir unas horas allí y luego salir para el Hospital Simplemente Evita, situado en José Equiza 6410, del citado distrito. Sin embargo, el muchacho jamás llegó siquiera al inmueble familiar.

En la mañana del lunes, familiares fueron a la comisaría de la zona para hacer la correspondiente denuncia por averiguación de paradero. "Nunca pasó esto, jamás se ausentó de su casa. Nos pareció muy raro y fuimos a dar aviso a la policía, pero no nos quisieron tomar los datos ni nada, porque decían que debía hacerlo la esposa, Juliana Carrillo. Nos tomaron el pelo, lo hicieron a propósito para no buscar nada", comentó a Crónica una vecina de Roxana, la mamá de Ernesto.

A medida que pasaron las horas y ante la negativa policial de buscarlo, la angustia de parientes y amigos del joven, creció y decidieron hacerlo público, con el reclamo ante este medio y con un corte de la Ruta 3, kilómetro 33, en Los Ceibos. "Queremos que lo busquen y exigimos la aparición con vida de Ernesto", clamaron los manifestantes en el lugar, donde quemaron neumáticos y desplegaron pancartas.

El muchacho no usa celular y salió sin documentación, dado que perdió el DNI hace poco tiempo y se manejaba con una fotocopia de la denuncia de extravío. "Estamos desesperados, le pedimos a todos los que puedan ayudarnos. Estamos esperando a que nos den las imágenes del hospital, para ver si estuvo ahí" señaló Claudia Guchea, hermana de Ernesto.

 

Fonte: cronica