TITULOS
Politica

Cierran las farmacias bonaerenses y la Legislatura se prepara debatir el freno a Farmacity

Publicado el dia 26/04/2018 a las 13h39min | Atualizado dia 28/04/2018 às 00h59min
Farmacéuticos movilizarán a la Gobernación y entregarán una carta a Vidal. En el recinto, se espera además el tratamiento del proyecto que envió el Ejecutivo para eliminar impuestos del agua y la luz

Se espera una sesión caliente en la Cámara de Diputados de la Provincia que tratará hoy el proyecto para frenar el desembarco de la cadena Farmacity en territorio bonaerense. Desde las 11 hs., farmacéuticos platenses y del interior bonaerense se movilizarán a la Gobernación para entregar un petitorio a María Eugenia Vidal.  

En el recinto se buscará tratar también los proyectos enviados por el Ejecutivo para eliminar impuestos a la luz (5%) y el agua (3%), que se suman a lo decretado por Vidal el martes.

Desde la oposición, tras la fallida sesión del jueves pasado, insistirán con el debate sobre otros proyectos para que el freno al tarifazo tenga mayor impacto en las boletas. Los diputados y senadores de Unidad Ciudadana se reunirán hoy a las 11 hs. con intendentes bonaerenses para decidir cuál será el accionar en el recinto.

La otra ala opositora que integran el Frente Renovador con Rubén Eslaiman a la cabeza, el bloque Peronismo Kirchnerista con Rocío Giaccone,  y Convicción Peronista con Patricia Cubría, buscarán tratar los más de 20 proyectos que tienen presentados en materia tarifaria.

Sobre el proyecto de Farmacity, se espera que todo el bloque opositor apoye el proyecto del renovador Lisandro Bonelli que declara de carácter “taxativo” el artículo 14 de la Ley 10.606 que regula la instalación de farmacias en la Provincia. El objetivo de la norma es respaldar el modelo sanitario de farmacias que rige con la ley actual y evitar que la Justicia pueda hacer interpretaciones distintas.

Según la norma vigente en la Provincia, las sociedades anónimas como Farmacity no están habilitadas para instalar farmacias, que son concebidas como un “servicio público”.

 

Fonte: Diagonales