TITULOS
Politica

Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos se declararon en estado de alerta y movilización

Publicado el dia 09/07/2018 a las 12h39min | Atualizado dia 10/07/2018 às 13h35min
Desde los gremios denunciaron casos de inseguridad aérea, colapso en el control de tránsito aéreo, apertura masiva e indiscriminada del mercado, y situaciones de flexibilización laboral.

Los Gremios Aeronáuticos Unidos, compuestos por APA, APTA, UPSA, UALA, APLA, ATCEPEA y ATEPSA, se manifestaron preocupados por las "deficiencias y falencias" de la Política Aerocomercial Nacional desarrollada por el ministro Guillermo Dietrich y avalada por el presidente Mauricio Macri. 

Desde la unión consideraron que la mencionada política es "contraria a los intereses y necesidades nacionales, como a los de los usuarios, trabajadores y compañías aéreas de capital argentino publico y privado. Sus peligrosas consecuencias ya se ven en el presente, pero se potenciarán en el mediano y largo plazo".

"La Política Aerocomercial de este gobierno nunca fue formalizada", denunciaron en un comunicado. "Nunca se convocó a un debate para aportar propuestas, consensuarlas y diseñarlas junto a los diversos actores de lo que se llama la aviación general", sentenciaron. Agregaron que "nunca hubo diálogo, participación sectorial, ni consensos. Se la implementó de hecho, autocráticamente, publicitándola luego mediante slogans tan pretensiosos como engañosos".

Seguridad Aérea

Según explican desde los Gremios Aeronáuticos Unidos, "se quiere reemplazar las actuales y comprobadamente confiables normas aeronáuticas argentinas RAAC, por las mucho más laxas y menos exigentes Latinoamericanas LARs". 

"De producirse esas sustituciones, las capacitaciones, habilitaciones y el ejercicio profesional de Pilotos y el Personal Técnico Aeronáutico se verán peligrosamente devaluados y flexibilizados", denunciaron.

Control del Tránsito Aéreo

 

Los trabajadores aerocomerciales denunciaron que "nuestros aeropuertos estaban al borde del colapso por sus carencias tecnológicas y de infraestructura a fines de 2015. La capacidad profesional, tecnológica y de infraestructura del sistema de navegación aérea nacional no está acompañando la creciente demanda que originan los operadores aéreos locales y extranjeros, tantos los anteriores al 2016 como los que surgieron a partir de ese año, a quienes se les otorgaron cientos de nuevas rutas". 

Argentina, según el presidente de ALTA (Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo), está aumentando sus vuelos a un ritmo del 15% anual. Por lo tanto, "si no se solucionan las múltiples y graves deficiencias existentes en nuestro sistema de navegación aérea para que pueda satisfacer el crecimiento de nuestro tránsito aéreo, su colapso será inevitable, y el costo en vidas y pérdidas materiales también", avisaron.

Secretaría de Transporte Aerocomercial

Los Gremios Aeronáuticos Unidos criticaron duramente al Ministro Dietrich. "Creó la Dirección Nacional de Movilidad en Bicicleta, con un presupuesto de $ 200 millones, luego reemplazada por la Dirección de Proyectos de Transporte No Motorizado, pero nunca justificó la creación de una Secretaría de Transporte Aerocomercial, un ente encargado de pensar, planificar y ejecutar la política aerocomercial argentina como la del resto de nuestra aviación civil, en lugar de dejar esas funciones a un organismo que no le corresponde, como lo es la ANAC, la cual además tiene un gestión desacertada e ineficiente, para cumplir con las tareas técnicas, regulatorias y de fiscalización de la aviación civil que le son propias", sentenciaron.

Apertura masiva e indiscriminada del mercado aerocomercial

Desde enero de 2016 el Ministerio de Transporte autorizó a operar a un número creciente de compañías aéreas extranjeras desde el interior del país hacia el exterior. 

Las primeras fueron las del holding LATAM, y luego se fueron sumando muchas más latinoamericanas como COPA, y europeas como Air Europa. 

Desde entonces, existe un aumento exponencial de vuelos y pasajeros hacia el extranjero sin pasar por Buenos Aires. En marzo de 2018 según EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), los pasajeros desde y hacia el exterior que no partieron ni de Ezeiza ni de Aeroparque, totalizaron 211 mil, lo que representa un incremento interanual del 27%. 

"Esa “lluvia de importaciones de empresas áreas”, a las que se le entrega nuestro mercado aerocomercial, es también trabajo aeronáutico extranjero que se importa, despojándonos de trabajos aeronáuticos argentinos", denuncian los gremios. 

"Son empresas extranjeras que no deben aportar al fisco como lo hacen las aéreas nacionales; y que remiten a sus países en divisas fuertes el producto de las ventas de sus pasajes, restando reservas vitales a nuestro erario público y aumentando el déficit de nuestra balanza de pagos", explicaron. 

"Tampoco existen acuerdos bilaterales de reciprocidad para que empresas aerocomerciales locales operen en el mercado interno, de aquellos países cuyas compañías lo hacen el nuestro. Con lo cual se condena a nuestras empresas a perder progresivamente mercados internacionales, conjuntamente con sus ingresos en moneda extranjera", sentenciaron.

 

Fonte: Info News